Creación del Pacto de Teguise

Esta iniciativa nació como reacción indignada ante el caso de extremo maltrato y muerte de un perro llamado Timple, en la villa de Teguise, en Islas Canarias. Los autores materiales de este crimen no recibieron pena efectiva de ningún tipo, lo que demuestra la insuficiencia e ineficacia de las normas que prevengan o bien penalicen los actos de crueldad hacia los animales en España. 

 

Fue entonces cuando desde la Fundación Franz Weber, en apoyo de las entidades protectoras de animales de todo el Estado y especialmente de las islas, convocamos una videomanifestación virtual para sumar a personas y entidades de todas las latitudes posibles, a la vez que para ajustar las protestas al contexto y restricciones de la pandemia de la COVID19. La manifestación se convocó desde esta página web, NiUnMaltratoMas.org, desde donde se podía acceder a un streaming que dirigía a redes sociales tales como Twitter, Instagram, YouTube o Facebook. Cada persona conectada de forma simultánea fue contada como manifestante. Y la convocatoria fue un éxito de participación: más de 126.000 conexiones de forma simultánea dejaron clara la extensa e intensa repulsa sobre los permanentes hechos de maltrato animal que ocurren en todos los rincones de la geografía española, pero muy especialmente por el caso de Timple. 

 

Tras la movilización, transmitida online con la lectura de un manifiesto frente al Ayuntamiento de Teguise, las personas congregadas y representativas de los más de 120.000 manifestantes, firmaron un documento al que se llamó EL PACTO DE TEGUISE. Y ese hecho promete hacer historia.

Por la erradicación del maltrato animal